Hamburguesas y economía. El índice Big Mac 2017 para Venezuela

burgernomics-v2

Por Econ. Héctor Jiménez

El “Big Mac Index” 2017

Como seguramente el lector sabrá, el Índice Big Mac, publicado anualmente por la prestigiosa revista inglesa The Economist, muestra las desviaciones del precio (en dólares) de la hamburguesa de McDonalds entre diferentes países del mundo. A partir de esos datos, se puede inferir si el tipo de cambio de una moneda está subvaluado o sobrevaluado. Igualmente, nos daría algunas señales, sobre el costo de la vida en un determinado país.

Hace un año, en enero del 2016, publicamos el post: “Índice Big Mac: Receta para calcular el poder de compra de una moneda” (Ir al artículo). En el mismo, explicamos la metodología y la interpretación de los resultados, de este indicador para el caso concreto de Venezuela. Recomendamos ampliamente leer ambos artículos, para un mayor aprovechamiento de la información.

Para esa fecha, según el popular indicador de The Economist, nuestro país gozaba del dudoso honor de tener la hamburguesa más barata del mundo.

bigmacindex


Veamos la foto del año pasado:

Precio del Big Mac en USA: $ 4,93
Precio del Big Mac en Venezuela: Bs. 132
Tipo de cambio oficial: 198,70 Bs. por cada $

Podemos calcular el precio, EN DOLARES, del Big Mac hace un año, si dividimos el precio de la hamburguesa en Bs. entre el tipo de cambio oficial:
132 Bs. / 198,70 Bs. / $ = 0,66 $

0,66 centavos era el precio del Big Mac en nuestro país, para enero de 2016.

Comparando con el precio en Estados Unidos: 0,66 $ < $ 4,93.


De lo anterior se deduce lo siguiente:
Para esa fecha, el bolívar estaba subvaluado con respecto a la divisa norteamericana. Una moneda subvaluada puede incentivar el turismo. Nuestros visitantes, encontrarán que sus divisas compran muchos más bienes y servicios, que en sus países de origen. Beneficia asimismo a los exportadores, ya que sus clientes foráneos encuentran asequibles nuestros productos transables. Pero, al mismo tiempo, importar en estas condiciones se nos hace más costoso, y visitar otro país un lujo. Por lo que ni tanto ni tan poco. No es bueno tener una moneda ni muy subvaluada, ni muy sobrevaluada.


Ahora veamos, como fue en ENERO DE 2017:

Precio del Big Mac en USA: $ 5,06
Precio del Big Mac en Venezuela: Bs. 3.550
Tipo de cambio oficial: 676,60 Bs. por cada $ (SIMADI)

Dividimos el precio de la hamburguesa en Bs. entre el tipo de cambio oficial: 3.550 Bs. / 676,60 Bs./$ = 5,24 $

5,24 dólares era el precio del Big Mac en nuestro país, para enero de 2017.

Comparando con el precio en Estados Unidos: 5,24 $ > $ 5,06.

En Venezuela, en apenas un año, el sabroso Big Mac ha pasado de ser el más barato a uno de los más caros del mundo, el cuarto más caro, para ser exactos. Es más costoso comerse una hamburguesa en Venezuela que en Estados Unidos (al tipo de cambio oficial).

Solamente, los ciudadanos de Suiza, Noruega y Suecia, comen hamburguesas más costosas que los venezolanos. Aunque no somos escandinavos, y mucho menos gozamos de la calidad de vida de esos países. En lo particular, no me importaría pagar los 6,35 dólares, que pagan los suizos por su Big Mac, si como ellos ganara un salario de 4.754,27 dólares promedio al mes.

Como vemos, en Venezuela, existe una falta de correspondencia entre los precios de algunos productos y la capacidad de compra de nuestros salarios. Así como hemos hecho con el precio del Big Mac, podríamos aventurarnos con una canasta de bienes, para observar si sus precios son equivalentes a los que se paga por ellos en otros países.

Mucho se ha comentado que el venezolano paga en dólares y cobra en bolívares, para describir esta terrible situación.

Estos extremos, que nos llevan de tener una moneda subvaluada a una sobrevaluada, en un año. De tener la hamburguesa más asequible, a una de las más costosas de todo el planeta. Reflejan el extravío de la economía venezolana, el grado de desequilibrio de las variables económicas. Llevándonos, de picos a fosos en lapsos de vértigo, como si de una montaña rusa se tratara.


Comparación del Índice Big Mac entre países “semejantes”

Le invitamos a olvidar la dieta por un momento, y que nos acompañe a hacer un poco de Burgernomics. Es decir, a partir de los valores del Índice Big Mac, expongamos algunas hipótesis con respecto al desempeño de la economía venezolana.


Veamos el siguiente cuadro:

Cuadro Comparativo

EN LA COLUMNA “A”, llama la atención de inmediato que la variación de precios más grande, la sufrió el Big Mac en Venezuela, al pasar de 0,66 $ (2016) a 5,24 $ (2017).
Esto representa un aumento de 4,58 $, en términos absolutos. En porcentaje sería 694 % de incremento.
En Perú y Colombia, el precio de la hamburguesa aumentó, pero en ambos casos en menos de un dólar. Mientras, en México bajó de precio, de 2,81 a 2,23 dólares.
Podemos contrastar entre unos precios estables y un salto inmenso, en el caso de Venezuela.

LA COLUMNA “B” resulta de dividir el salario mínimo oficial de cada país entre el tipo de cambio oficial (columna “D”).
Columna “B” Año 2016: Se refiere al salario mínimo oficial al 1º de marzo de 2016, para cada país.
Columna “B” Año 2017: En todos los países se está tomando en cuenta solo el SALARIO MÍNIMO OFICIAL PARA MARZO DE 2017, igualmente en Venezuela, es decir, no se evalúan los bonos y otros ingresos recibidos por los trabajadores.
Sin duda, como ya se habrá dado cuenta el lector, en nuestro país, el salario mínimo es el más bajo de los cuatro, de hecho es uno de los menores del continente, para este año 2017.
¿Con un salario tan pobre, podremos pagar una hamburguesa tan cara?

COLUMNA “C”: En cuanto al tipo de cambio oficial, vemos que Colombia y Perú han visto a sus monedas ganar valor frente al dólar. Mientras que el peso mexicano se depreció en un año 4,51 pesos, 26 % aproximadamente, al pasar de 17,44 a 21,95 pesos por cada dólar.
Venezuela, tomando como referencia los valores OFICIALES, sufrió una devaluación del bolívar de 240,71 %, en el lapso estudiado. Por tal motivo, los aumentos de salarios, en miles de bolívares, se transmutan en unos cuantos “dolaritos”, al tasarlos en moneda dura. Agravándose la situación, para el ciudadano común, cuando debe hacer frente a aumentos de precios en los bienes y servicios, que los ubican en niveles parecidos, a los que pagan por ellos los habitantes de países con mayores niveles de ingreso. Como el caso de la hamburguesa, podemos hacer el mismo ejercicio con muchos otros productos, para determinar cuáles de ellos están, de hecho, “dolarizados”.

Con respecto a la inflación, la COLUMNA “D”, vemos con envidia, las tasas de incremento de precios de nuestros vecinos. Inflaciones menores de dos dígitos (menores a 10 %). En el caso de Perú y Colombia bajando, y México, con un leve incremento.
En la Venezuela de las estadísticas gubernamentales, cada vez más alejada de la Venezuela real, el incremento de precios supera, con creces, el 100 %. Con 180,90 % para el cierre de 2015, según el Banco Central de Venezuela (BCV). Y, sin cifras oficiales todavía del 2016, el Fondo Monetario Internacional, estimó un valor alrededor del 500 %.

Lo ilógico de lo que acabamos de ver, es que los países en desarrollo, como Venezuela, tienen hamburguesas (y muchos otros bienes de consumo) más baratos, debido a que las empresas pagan menos por la mano de obra (además de tener menores costos por servicios e insumos). Una posible explicación de este extraño comportamiento, puede ser la altísima inflación, cuya verdadera dimensión es sufrida por el pueblo aunque las cifras no sean publicadas por el BCV.


Por todo lo comentado, el Índice Big Mac 2017 para Venezuela, nos ha dejado muchas dudas y preocupaciones.

Nota: Agradecemos al Econ. Héctor Jiménez @13CarpeDiem13 el aporte del presente artículo.

Leave a Reply