Juego de memoria de monedas, ensayos y fichas de la colección numismática del BCV


 



En Abril del 2004, el BCV edito y saco a la venta un juego de memoria con las monedas, ensayos y fichas de la colección numismática del BCV el cual fue vendido en las librerías del Banco Central de Venezuela, en Caracas y Maracaibo.

Macuquina, chipichipi, morillera, morocota, cuartillo, bamba, locha, cachito, monaguero, pachano, centavo negro… Estos son los nombres de algunas de las monedas que han circulado en este país desde el tiempo de la Colonia. La gente del Banco Central de Venezuela, específicamente del Area de Numismática, decidió revelar todo el encanto de estas piezas a través de un original juego de memoria que no sólo muestra sus caras (o sus sellos), sino que aporta información sobre los años cuando estuvieron vigentes. Sepa, entonces, como se dice en la nota de prensa enviada por el BCV, que el chipichipi fue una moneda de un real elaborada en los llanos entre 1817 y 1818 por los herreros del ejército comandado por José Antonio Páez; o que morilleras eran las piezas de plata acuñadas en la Real Casa de la Moneda de Caracas, entre 1817 y 1821, con la nueva maquinaria que hizo traer al país el general español Pablo Morillo. Echele un vistazo, también, al insólito cachito, que no era más que el resultado obtenido de dividir una moneda en cuatro partes, práctica utilizada por los comerciantes entre 1830 y 1863 ante la escasez de sencillo. Este original juego de memoria viene en una muy bonita presentación y está elaborado con esmero.

Memoria BCV

Especialistas en numismática del instituto emisor, señala que el juego ofrece un revelador recorrido por la historia de este medio de pago, desde las macuquinas fabricadas a golpe de martillo en los virreinatos españoles de América hasta la moneda de 12 céntimos y medio, la legendaria “locha” o “zagaletona” que salió de circulación en los años 60 del siglo pasado.

Artículos Relacionados
La Morocota Venezolana
La Morocota