¡La inflación favorece al deudor y perjudica al prestamista!


 
iNFLACION Y TASA DE INTERES



Es importante saber que cualquier tasa de interés que exista en el mercado financiero esta relacionada con la inflación. Todos los compromisos de deudas son afectados por la inflación, sea ella alta o baja. En toda relación de deuda, existen dos partes: prestamista y prestatario (deudor). Cuando existe inflación creciente las instituciones tienden a prestar menos por varias razones: aumenta el riesgo que impago generadose “mora”, el deudor pierde liquidez en su capacidad de pago, se incrementa el desempleo, pero lo más grave es que ha medida que pase el tiempo de la deuda el prestamista pierde capital y recuperará menos en términos reales cuando el deudor termine de pagar la deuda.

Por supuesto varía el impacto de acuerdo al valor de la inflación. Una regla básica para tener una aproximación del impacto negativo que tiene la inflación en la tasa de interés, se la debemos a la ecuación de Irving Fisher (1867 – 1947), él explicitamente relaciona las variables:

i (nominal) = i (real) + π

Tasa de interés nominal: es la expresión monetaria, el valor que usted ve expresado en el documento que firma al comprometerse a pagar el crédito. Esta es la tasa que usted ve en anuncios, documentos, folletos, y es conocida como valor facial, monetario o NOMINAL de la tasa.

Tasa de interés real: expresa la capacidad de compra de la canasta de bienes y servicios de un periodo actual con respecto al pasado.

Inflación: es la variación de precios de un periodo con respecto a otro.

Ahora bien lo interesante es que en escenarios de inflación hay ganadores y perdedores (entre deudores y prestamistas). Por ejemplo: cuando usted recibe un préstamo a una tasa nominal de 17% anual, de acuerdo al país, el beneficio es diferente:

* Caso A: la inflación es 56.3% (Vzla 2013)

* Caso B: la inflación es 3% (Chile 2013)

Es relevante destacar que la tasa de interés es una variable que utilizan los Bancos Centrales para afrontar la inflación, ella es una variable de tipo ecónomica, que influye en la mayoría de las transacciones económicas que se realiza en un país, por lo tanto es usada por los bancos centrales como instrumento de medidas monetarias. A continuación se presenta una simplificación del comportamiento que ha tenido la tasa promedio activa y la inflación anual.

Comportamiento los últimos cinco años de ambas variables:

Año Inflación Tasa de Interés Activa
2008 30.9% 22.77%
2009 25.1% 20.31%
2010 27.2% 17.93%
2011 27.6% 17.29%
2012 20.1% 16.17%
2013 56.3% 15.59%

Nota. Estadísticas del Banco Central de Venezuela.

Rapidamente al observar los datos de la tabla y restar en cada año a la tasa de interés activa nominal la variación de inflación, el resultado es: que usted en términos real como ¡deudor le fue bien!, pero a las instituciones financieras no les va muy bien ese año, cuando la inflación resulta siendo muy elevada. No se extrañe que en el 2014 las instituciones financieras no esten proclives a prestar extensivamente. Por supuesto, existen distintas tasas de activas en el mercado hemos querido ser sencillos para rapidamente captar el poder de estas dos variables. En la práctica las instituciones realizan sus proyecciones de cartera de crédito de manera que trate de coincidir la rentabilidad del préstamo con los valores futuros que podrían alcancar distintas variables de inversión.

En suma, cabe destacar que a pesar de causar influencia negativa la inflación en su salario e ingreso porque usted pierde poder compra de forma acelerada, esto tiene una relativa solución para desacelerar su pérdida de bienestar económico, utilizando por ejemplo tarjetas de crédito para pagar activos, equipos, capital de trabajo u otros. También se puede beneficiar invirtiendo sus ingresos en activos duraderos como: autos o viviendas, o incluso comprando valores que generan rentas adicionales bien sea: bonos, acciones y otros.