Las Joyas del Libertador: La Cruz de Boyacá


 
boyaca2 copia
Las Joyas del Libertador: La Cruz de Boyacá por Víctor Torrealba
La Condecoración Cruz de Boyacá, fue creada por la Junta de Notables de Santafé (Bogotá) el 9 de septiembre de 1819, con el fin de manifestar los habitantes de Cundinamarca, su reconocimiento hacia El Libertador Simón Bolívar y al ejercito a su mando, con motivo del triunfo alcanzado 7 de agosto de 1819 en la Batalla de Boyacá. La Batalla de Boyacá fue la batalla decisiva que garantizaría el éxito de la Campaña Libertadora de Nueva Granada y una de las batallas más importantes de la guerra de independencia de América del Sur.



Pocos días después del combate el jefe político de Bogotá, don José Tiburcio Echeverría, convocó una junta de notables, altas autoridades eclesiásticas, civiles, militares, etc., esta junta decidió entre otras consideraciones que: “Todos los individuos que se hallaron en aquella gloriosa batalla (Boyacá) y los ilustres heridos que por haberlo sido en las precedentes no pudieron combatir en la última, llevarán por insignia al pecho, una cruz pendiente de una colonia verde con el mote “Boyacá”.”

Según las crónicas de la época, la imposición de esta medalla se realizó en la Plaza Mayor de Santafé, en la ciudad de Bogotá el 18 de septiembre de 1819, día en que se celebró el triunfo de la Batalla de Boyacá y en esa oportunidad le fue impuesta en el pecho al Libertador Simón Bolívar y a los Generales Francisco de Paula Santander, Carlos Soublette y José Antonio Anzoategui, la referida medalla.

La Medalla impuesta a Bolívar y demás Generales era de Oro y piedras preciosas, en forma de herradura, y compuesta por una cruz de diamantes, con la leyenda “BOYACA” escrita en el anverso. En su parte inferior presenta una hoja de palmera cruzada por una espada. Posteriormente, en el Congreso de Angostura se le dio el título de: “Medalla a los Libertadores de Cundinamarca”, en 1820. Las Cruces fueron colocadas en el pecho de los Generales por unas bellas y distinguidas señoritas de la sociedad Santafereña, siendo la señorita Dolores Vargas, la que le impuso la medalla a El Libertador.

La Cruz otorgada al resto del ejercito era un tanto diferente, era en forma de óvalo en plata y en sus bordes ramas de Laurel y Palmas, en su centro una Cruz de Malta con la leyenda “BOYACA”.

La Cruz de Boyaca impuesta a Bolívar lo acompaño, durante toda la gesta independentista hasta su muerte en 1830. Actualmente reposa en las Bóvedas del Banco Central de Venezuela con otras joyas del Libertador, las cuales pronto estaré reseñando.

 

 

Otros articulos relacionados con Las Joyas de Simón Bolivar