¿Debería seguir existiendo el Banco Central?


 



Por. Yoskira Cordero.
Los bancos centrales son instituciones financieras que tienen el monopolio de acuñación y emisión de las monedas y billetes que se utilizan para las transacciones comerciales de un país. Además es el órgano responsable del diseño y ejecución de medidas de Política Monetaria, que permitan mantener el sistema de precios de la economía “estable”, “saludable” y “sólida”. Para hacerlo posible, los bancos centrales tienen un conjunto de funciones.

Les invito ver ejemplo de funciones de un banco central, las que tiene el Banco Central de Venezuela

Históricamente según Jonh K. Galbraith, un banco central es referente clave, en él se consolidan las funciones de banco de bancos. Un ejemplo de banco estable ha sido el Banco Central de Inglaterra en 1694. Posteriormente, se crearon otros bancos centrales, la mayoría desde 1900. En este sentido se considera a los Bancos Centrales, creaciones relativamente modernas.

BANCOCENTRAL

En la “década pérdida” años 80, llamada así por la Crisis de Deuda que vivieron países en desarrollo, al endeudarse por encima de su capacidad financiera, se hizo evidente que el sistema de mercado liberal vulneraba la estabilidad económica de los países que no tenían estabilidad institucional, jurídica, polìtica y económicamente, dado el elevado déficit fiscal por la gestión “negligente” de los Gobiernos. Ejemplo de ello, son: México, Argentina, Brasil y otros. Todos padeciendo en general inestabilidad del poder de pago de sus monedas, para ello se realizaron reformas legales de su funcionamiento.

Posteriormente en la crisis económica internacional del 2008, la inestabilidad del poder de pago de las divisas, la incapacidad de liquidez de las economías ante elevadas deudas de los Estados, se coloco de nuevo en discusión la existencia de los bancos centrales, sus objetivos y las funciones en las que deberían concentrarse.

A pesar de los cuestionamientos a la existencia de la banca central, NO SOLUCIONA realizar acciones como:
– Privatizar el Banco Central
– Quitar la Autonomía del Banco Central
– Atribuir más funciones de las que tiene
– Fusionarla con Ministerios u otros entes del Estado

Monedas-Sociales-articulo-2-feb-2014-para-POST[1]

Por ahora, no es saludable apresurarse a eliminar una institución como el Banco Central por crisis económicas, subestimando apresuradamente la trascedencia durante décadas su desarrollo tecnológico y científico. Pero amigo lector, existen alternativas de bancos centrales…que deben considerarse en algún momento.