El Trueque en Venezuela


 
trueke copia



Por Yoskira Cordero (Dic. 2013)

Desde el año 2006, el ex-presidente Hugo Chávez, por asesoría de intelectuales como Heinz Dieterich, se motivo en desarrollar un mecanismo que contribuyera al Modelo Político teñido de socialismo. Se propuso realizar eventos de espacios comunes como Ferias, y participaran en ellas empleados y desempleados, siendo lo importante que las personas llevaran bienes artesanales o agrícolas generados por ellos mismos, y la dinámica de intercambio fuese el Trueque, entre personas en situación vulnerable económicamente. En función a ello, algunos de los argumentos del presidente en el año 2006 fue:

“El socialismo que estamos comenzando a construir es distinto, se basa en la solidaridad, (…) debemos impulsar el trueque: he ahí un mercado, un mercado que bien puede ser reactivado a través del trueque y no la moneda, (…) vamos a combinar un mercado que se base, (…) en el valor de cambio pero vamos a acompañarlo con el valor de uso, vamos a reinventar el mercado indígena aborigen que era el trueque, ellos no tenían monedas (…) el próximo paso del Tratado de Comercio de los pueblos debemos enfocarlo —digo yo— por el trueque, el trueque, tanto dentro del país, como entre nuestros propios países”.

La concepción histórica de hace más de 2000 años consistía en intercambio “directo”, es decir: una persona cambia objeto (bien o servicio) por otro que tenga la otra persona dispuesto a cederlo. Aquí lo clave es que no existe un instrumento de por medio. Es decir: no billetes ni monedas, no dinero. Pero el trueque tiene limitaciones como:

o Doble coincidencia de necesidades
o Información imperfecta
o Costos de transacción
o Indivisibilidad

Gracias a estas limitaciones en la historia de la humanidad se ha desencadenado avances de las ciencias, el estado del arte de la tecnológica, la intensidad de las transacciones comerciales y por ende económicas, entre otros. Así el dinero como instrumento para transar se fue consolidando por reducir los costes de búsqueda de coincidencia.

En fin a pesar de ser el trueque una experiencia milenaria en pleno siglo XXI, ya algunos países han transitado por la experiencias de trueque: Argentina, Alemania, Francia, México, Austria, Uruguay, Venezuela, entre otros. Pero la concepción de trueque moderna incorpora su instrumento de transacción “simbólico” y se habla de intercambio “indirecto” porque se transan utilizando un tipo de dinero, a fin de dar cierto margen de libertad a la persona en el proceso de intercambio. Este tipo de intercambio se basa en la lógica de la inclusión social, esto es lo que llama Cattani (2004), Moneda Social. Entre sus calificativos, se le llama: moneda comunitaria, moneda social, moneda comunal y complementaria y otros.

En Venezuela, las dos modalidades que están previstas dentro del llamado sistema alternativo de intercambio solidario son:

1) El Trueque comunitario directo: Modalidad de intercambio de saberes, bienes y servicios con valores mutuamente equivalentes, sin necesidad de un sistema de compensación o mediación.

2) El Trueque comunitario indirecto: Modalidad de intercambio de saberes, bienes y servicios con valores distintos que no son mutuamente equivalentes y que requieren de un sistema de compensación o de mediación, a fin de establecer de manera explícita relaciones de equivalencia entre dichos valores diferentes.

En el próximo artículo hablaré de experiencia en estudios de campo, sobre las Ferias de Trueque en Venezuela, los cuales son espacios físicos destinados periódicamente al intercambio justo y solidario de saberes, bienes y servicios, sin el uso de la moneda de curso legal. Estos mercados son promovidos desde la esfera del gobierno nacional como mecanismo de intercambio (indirecto) tipo trueque, motivado por la persistencia de los indicadores de pobreza y desigualdad económica de un importante porcentaje de venezolanos (Cordero et al: 2008)

Numismatica y Monedas