La Reserva Federal…Poderoso Banco Central de los Estados Unidos Parte II


 
FED 2



La Fed o Sistema de Reserva Federal (Federal Reserve System en inglés) es el banco central de los Estados Unidos (EE.UU.). Es una institución centenaria, creada el 23 de diciembre de 1913 con el objetivo inicial de enfrentar los pánicos bancarios.

Conversamos en artículo anterior de la Estructura de la Reserva Federal, Descuento de Tipos y los Requerimientos de Reservas.

En esta segunda parte destacamos, que no todo se presenta negativo en un escenario de política monetaria de subida de tipos de interés por parte de la FED ya que el flujo de recursos hacia norteamérica producto del aumento de la tasa hace que el dólar se aprecie, gane valor frente a otras monedas, aumentando el poder de compra de las familias y empresas y con ellas las importaciones desde el resto del mundo. Dependerá pues de la capacidad exportadora de los distintos países para aprovechar este escenario.

Por estas razones las autoridades de la Reserva Federal son depositarios de una enorme responsabilidad y en cada decisión entra en debate conciliar los objetivos económicos de los EE.UU. con los del resto del mundo, los cuales no por necesidad están siempre alineados. Un aumento muy elevado de las tasas de interés por parte de la Fed puede provocar la reducción del crecimiento económico de muchos países, afectando incluso su estabilidad política y social. Por lo general los mercados ya presienten, anticipan y descuentan en sus proyecciones una posible subida de tasas por parte del banco central norteamericano y los precios pueden subir o bajar antes de que se produzca algún cambio. Los indicios más claros de un posible aumento de tasas de interés son un elevado nivel de empleo y un aumento del índice de inflación anualizado cercano al 2 % (objetivo trazado de antemano por las autoridades económicas). Si los precios están subiendo y se alejan del objetivo se presentará la intervención de la Fed para ofertar bonos en el mercado abierto, drenar dinero del sistema, aumentar la tasa de interés y así frenar el consumo haciendo que los precios de los productos y servicios se moderen.

Por otra parte, un alto nivel de desempleo motivará una política monetaria expansiva: la Fed comprará bonos en el mercado abierto, aumentando la oferta de dinero, bajando la tasa de interés, estimulando el consumo y la inversión y con ella el empleo.

Pero si de algo no puede acusarse a la Fed es de precipitarse en sus decisiones, desde el 2008 (año de la crisis inmobiliaria de EE.UU. que se contagió al resto del mundo) no ha variado los tipos de interés y los ha mantenido en el mínimo histórico de un 0 a 0,25 %, por lo que la posibilidad de un cambio de los mismos es esperado con mucha atención… Sin embargo, cuando ocurra, esperemos que la Junta de Gobernadores del Sistema de Reserva Federal de los Estados Unidos haya considerado lo que más conviene a sus fines y también a los nuestros.

NOTA: Agradecemos la colaboración de éste artículo al Econ. H. J. Jiménez, @13CarpeDiem13 . Les invitamos estimados lectores enviar sugerencias sobre Banca Central y su influencia a [email protected]