El precio del BITCOIN ¿Por qué sube, y baja, tanto?

Precio-Del-Bitcoin

Por Econ. Héctor Jiménez


EL BITCOIN se introdujo al mercado en ENERO de 2009, y dos años después, para FEBRERO de 2011, su precio se IGUALABA AL DÓLAR. Es decir, 1 Bitcoin (BTC) = 1 Dólar ($), hace apenas 6 años.

Para el momento que escribo, 17 de mayo de 2017, su precio ya sobrepasa los 1.800 dólares (en abril pasado su precio era $ 1.300). Un incremento espectacular que, sin embargo, no ha estado libre de caídas vertiginosas.


ALGUNOS DETERMINANTES DEL PRECIO DEL BITCOIN

El precio del bitcoin tiene una relación más directa con la oferta y la demanda del mismo, que la que tienen las monedas tradicionales. En el caso del dólar o el euro, por ejemplo, pueden ver afectadas sus cotizaciones por factores económicos, políticos o sociales. Así, una política monetaria expansiva o contractiva, un conflicto bélico o decisiones caprichosas de las autoridades; influirán en la cotización de la divisa emitida por un banco central. Pero no en el precio del bitcoin, o no tan directamente, por lo menos.

En ese sentido, el bitcoin es muy diferente a las monedas que circulan en la economía. Su carácter virtual, anónimo, finito, descentralizado y no sujeto a ninguna autoridad monetaria, hace que los determinantes de su precio difieran de los de otros valores financieros. Aunque, al igual que dichos instrumentos, el bitcoin se compre con la intención de ahorrar, invertir o especular.

Puede bajar su demanda en un país, producto de un intento de regulación del bitcoin, como en el caso de China en este 2017. Esa baja en la demanda provoca, claro está, un descenso de los precios. Pero, este abaratamiento, puede ser aprovechado por inversores de otros países. Y de esa manera, llevarlo de vuelta hacia arriba. Como vemos, su ubicuidad, hace que su mercado sea verdaderamente globalizado, no dependiente de factores coyunturales de un solo país.

Las transacciones con bitcoin se hacen “peer to peer” (ó P2P), mediante una red entre iguales, a través de Internet. No necesitan de brokers o intermediarios, y tampoco de bancos o casas de bolsa. Las motivaciones de su demanda son variadas, dependerán más de la realidad de cada mercado, que de la moneda virtual es sí. La misma, permanece inmutable en sus propiedades y características iniciales.

Por ejemplo, los chinos la usan para ahorrar fuera de su país, como escape del control riguroso de las autoridades sobre el patrimonio de las personas. A esto contribuye su carácter anónimo, que hace muy difícil rastrear a quienes hagan transacciones con ella. El gobierno chino considera esta práctica como una amenaza. Sospecha que, a través de ella, puedan fugar o blanquear capitales; y también, evadir impuestos.

Precio-Del-Bitcoin

En Venezuela, muchos ven al bitcoin, como un aliado para burlar el control de cambios, próximo a cumplir 15 años.

La ausencia de dólares en la economía, motiva a los venezolanos a buscarlos de muy diversas e ingeniosas maneras. Hay algunos mineros de bitcoins en nuestro país, donde los bajos precios de la electricidad dan cierta ventaja de costos. Los que no pueden llegar a la categoría de minero, obtienen monedas virtuales a través de faucets. Las faucets (grifo en inglés) son juegos o tareas, ejecutadas en la web, que al completarlas otorgan fracciones de bitcoin. Luego, la criptodivisa se vende a cualquier persona, en cualquier país, sin salir de casa, mediante una simple transferencia en Internet. La venta, por supuesto, se hace en moneda fuerte, como dólares o euros. Los mismos se depositan en una cuenta bancaria en el exterior, o en un procesador de pagos online, como Paypal.

En Estados Unidos, y el resto del mundo, aumentó la demanda de bitcoins ante la incertidumbre que representa Donald Trump. El posible endeudamiento de los Estados Unidos, para cumplir la promesa del nuevo presidente, de reducir impuestos, hace temer turbulencias en la futura cotización del dólar. Por lo que muchos inversionistas podrían mover sus posiciones en dólares, hacia refugios más seguros. Algunos de ellos, mirarán destinos tradicionales como el oro; y otros, más arriesgados, a valores más rentables, como el bitcoin.

Los intentos de controlarlo por parte de las autoridades, ya sea para prohibirlo, limitarlo o regularizarlo, afectan su precio, hacia arriba o hacia abajo. Lo cierto del caso es que, en muchos países, su presencia incomoda al poder político y económico. Otros, no se acostumbran a la idea que algo pueda ser tan revolucionario, y esté a la vez fuera de toda planificación oficial.


Constantemente, se suman tiendas de renombre mundial a la lista de las que aceptan bitcoin como forma de pago.
Este aumento en su aceptación, creciente desde su puesta en circulación, acrecienta su demanda y eleva su precio. Ya que, además de su propiedad especulativa o de ahorro, muestra que sirve también como medio de cambio, para comprar.

Si bien su aceptación aún no es universal, como el dinero tradicional, las monedas digitales, ganan terreno cada año. Por lo que usted puede preguntarse: ¿En qué momento me subo a la ola?

Precio-Del-Bitcoin

La seguridad de la blockchain, método de transacción de bitcoins en la web, es incuestionable. Tanto así, que importantes instituciones financieras del mundo, la están probando para implementarla en sus negocios online a futuro. Esta excelencia tecnológica, orgullo del bitcoin, augura innovaciones incrementales, que le permitiría solventar cualquier dificultad futura. Esta no es una cuestión secundaria, como en el caso de cualquier otra moneda, ya que bitcoin es sólo eso: tecnología. Asegurar su adaptación a un futuro cada vez más cambiante en este campo, hace que se confíe más en ella, y que su valor en el tiempo sea más estable.

Cada vez que una acción, una commodity (materia prima como valor de inversión) o una moneda tradicional, se desploma; muchos inversionistas ven, con envidia, a aquellos que confiaron y se arriesgaron, comprando bitcoins.

El precio del bitcoin se ha estabilizado durante varios meses (desde enero de 2017) por encima de los 1.000 dólares. Lo anterior, disipa las dudas de aquellos que no lo ven como una inversión segura. El siguiente paso, es ganar reputación como activo refugio, aquel que sale indemne de las mayores debacles económicas. Sería estar a la par del oro, por ejemplo, para resguardar los capitales de los inversionistas más conservadores.

Cuando el bitcoin pueda transarse no sólo entre personas, cuando pueda formar parte de fondos de inversión, se habrá consagrado. A partir de allí, quien lo posea tendrá un bien tan valioso como un lingote de oro.

El precio del bitcoin se alimenta de la incertidumbre, el conflicto y las regulaciones. No es casual que su mayor demanda se mude con frecuencia de país. Dependiendo de los sucesos que afecten la economía, la política y la sociedad.

Fenómenos como:
• La salida del Reino Unido de la Unión Europea (el brexit).
• El posible triunfo de opciones políticas extremas, de derecha o izquierda, en Europa.
• La llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.
• La desmonetización en la India.
• El exceso de regulación en China.
• La hiperinflación, la devaluación y el control de cambios en Venezuela.

Todos ellos motivan, de una u otra manera, a los grandes capitales a buscar alternativas de inversión. Y aunque el bitcoin aún no es la más segura de ellas, si es, con mucho, de las más rentables. Estemos atentos entonces a las señales, para anticipar la subida, o bajada, del precio de la criptomoneda más popular.

Nota: Agradecemos al Econ. Héctor Jiménez @13CarpeDiem13 el aporte del presente artículo.

 

 

Otros articulos relacionados con Bitcoin

 

 

Leave a Reply